cargando

En twitter:

Expediente 2022
Viernes 23 septiembre, 2022

Rebelión Femenina

Hay una sublevación femenina. Quizá sea hija del COVID, quebradero de negocios, comercios, fábricas y empresas con el consiguiente desempleo.
O hija de la recesión, con la inversión pública y privada paralizada y contraída con desempleo, claro.
O hija de la inflación, el alza descarrilada de precios, con más desempleo.

Luis Velázquez

En todo caso, la indignación femenina, más bien, cólera social, se debe a los pichurrientos salarios de hambre con empleos inseguros, inestables, y sin las prestaciones económicas, sociales y médicas establecidas en la Ley Federal del Trabajo.
Seis de cada diez mujeres profesionistas y desempleadas rechazan y con firmeza regresar al mercado laboral tocando puertas y ventanas para conseguir un empleo.
No más inicua explotación de las trabajadoras.
No más empleos con suelditos miserables que con frecuencia apenas, apenitas, llegan a los cinco mil pesos mensuales.
No más fregarse el lomo durante ocho horas diarias de trabajo, o más.
No más exponerse al despotismo, autoritarismo y mal trato de los patrones.
Incluso, y peor, al mal trato de los hijos de los patroncitos.
Por eso, las seis de las diez profesionistas desempleadas cabildean, piensan, primero, poner un negocio propio con todo y el gran riesgo de la contracción económica.
Y segundo, cabildear la posibilidad de una franquicia, con todo y que, por ejemplo, en la región conurbada Veracruz-Boca del Río han quebrado firmas comerciales sólidas y fuertes.
Con todo, incluso, que a principio de semana fue detenido por la policía local el llamado “Terror de los Oxxos” y quien ha cometido más de doscientos cincuenta robos a las sucursales y filiales de la tienda.
El dato es de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) y lo ha palpado y comprobado en la república amorosa.
Aquella cuyo gurú y chamán, AMLO, jura y perjura que en los dos últimos años de su sexenio “a todos nos irá mejor”, y que, claro, únicamente fue o habría sido expresado para seguir vendiendo más esperanzas ramplonas y baratas, demagógicas y populistas.
Mucho más peor cuando y en el caso se trata de mujeres que estudiaron una carrera universitaria y en muchos casos hasta maestrías y doctorados tienen.

LAS PROFESIONISTAS YA ESTÁN OPERANDO

En cien años, nunca, jamás, en la nación azteca, igual, igualito que en el mundo, una pandemia como el coronavirus.
Y luego enseguida, y como siempre ha ocurrido, la recesión.
Y de ñapa, la inflación galopante y descarrillada y que, entre otras cositas, ha achicado la despensa familiar a la hora de pagar la cuenta en la caja de la tienda comercial.
Por añadidura, y como gran revés, el despido laboral en todos lados.
Así, la gran respuesta social y económica ha provenido del lado femenino.
Por ejemplo, en la última rendición de cuentas de la ENOE el dato era el siguiente:
Más del 80 por ciento de las mujeres empleadoras, con un negocito propio y/o una franquicia, se ubican en el sector terciario (servicios y comercio).
Alrededor del diez por ciento en la industria (sector secundario).
Y el resto, en el sector primaria (agricultura y ganadería)” (La Jornada-México, Clara Zepeda).
Significa, entonces, que las profesionistas desempleadas están operando con su nueva actitud laboral ante la vida.
Y más cuando, y como en el caso de Veracruz, cada vez se multiplica la errática política económica, incapaz de alentar la creación de empleos en las regiones indígenas (un millón de habitantes) y en las campesinas (dos millones de personas) y en las zonas suburbanas y urbanas.
Peor, mucho peor, cuando, caray, la secretaría de Desarrollo Económico siente y cree estar cumpliendo con el pendiente alentando las ferias y los festivales gastronómicos como son, entre otros, de garnachas, tacos, tamales y pambazos, “asegún”, para reactivar la economía local.
Las mujeres están poniendo el ejemplo para jugarse la vida con su nuevo legítimo sueño.
Más cuando la migración de Veracruz a Estados Unidos se ha disparado como señal inequívoca del gran fracaso de la política económica de la 4T jarocha, entre otras cositas, y además, por los salarios de hambre.
Y más cuando en el palenque público está la imagen y percepción de que Veracruz ocupa el primer lugar nacional en la producción y exportación de trabajadoras sexuales, por lo regular, mujeres con un bajo índice educativo, sin armas sociales, educativas y culturales suficientes para empujar la carreta en la vida.

ANTE TODO, LA DIGNIDAD HUMANA

La ENOE asienta que “los bajos sueldos son un factor en contra”.
Por desgracia, toda la vida ha ocurrido así. Fue en el priismo. El panismo. Y ahora en el obradorismo.
Con todo y que por ahí, en el boletín oficial están ya, ya, ya, vendiendo la esperanza de que cuando dentro de dos años y dos meses, el presidente de la república deje Palacio Nacional y “La mañanera”, el salario mínimo llegará a 248 pesos diarios y para el año 2028 (quizá en plena era Morenista) será de 516 pesos diarios.
¡Vaya ofensa y humillación y hasta pitorreo a la dignidad humana de la población!
Pero, bueno, allá los ilusos deseos de creer en las fantasías y los milagros.
Por eso la sublevación femenina.
Ellas, con sus hechos y acciones, están mostrando el rostro de la dignidad humana.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.