cargando

En twitter:

Expediente 2022
Jueves 22 septiembre, 2022

Con los guantes puestos

La senadora panista, Indira Rosales San Román, deslizó la pelota en la cancha pública y ha de jugarla. Desde el Congreso de la Unión se ocupó del subejercicio de norte a sur y este a oeste de la república amorosa. Claro, se detuvo en Veracruz.
Ahora, si desea conocer el destino de los recursos federales con el subejercicio, ha de seguir pateando el balón.

Luis Velázquez

Y es que a estas alturas, varios legisladores federales han puesto “el índice en la llaga purulenta”.
Incluso, el politólogo Carlos Ernesto Ronzón Verónica, asegura que el subejercicio, en el caso del gobierno de Veracruz, significa una estrategia para, cierto, devolver el dinero público sin aplicarse a Palacio Nacional.
Pero más aún, para, entre otras cositas, financiar, y como sucediera en los gobiernos priistas y panistas, las campañas electorales.
La más importante, hacia el año 2024, con la elección del presidente de la república, gobernadores, 500 (quinientos) diputados federales y 124 (ciento veinticuatro) senadores.
Indira aseguró, por ejemplo, que únicamente en el caso de Veracruz el subejercicio llega a cuatro mil millones de pesos en lo que va del año.
También, claro, exigió conocer el destino social del subejercicio consabido.
Más todavía, planteó inhabilitar a los funcionarios reincidentes, además, claro, de un castigo ejemplar… con la cárcel.
La propuesta fue presentada en el Senado de la República. Lo hizo en tiempo y forma. Ahora, le dará el seguimiento necesario hasta agotar posibilidades, vaya a ser que desde antemano, y dada la mayoría Morenista en la Cámara Alta, el dictamen sea que todo está bien. Y nada pasa, como aseguraba aquel.
Pero… basta y sobra un dato expuesto por ella parea sufrir un paro cardiaco:
En materia de salud, se han dejado de gastar aproximadamente 116 (ciento dieciséis) mil millones de pesos… en el país. (Notiver, Manuel Hernández, septiembre 14, año 22)
Ella, Senadora de la República, reveló que ignora el destino social del dinerito oficial millonario.
Más, mucho más lo ignoran los ciudadanos de a pie.
Sería lamentable que luego de su iniciativa cruzara de brazos para esperar una resolución. Ha de estar friega y friega y friega, porque es el único camino para ser escuchado.
Pero más aún, y como en el caso, para alcanzar “la honestidad valiente y la purificación moral” tan alardeada en la cancha pública.

ESTERCOLERO DE LA 4T EN VERACRUZ

De acuerdo con la Senadora, el subejercicio de este año en el gobierno de Veracruz alcanza los cuatro millones de pesos “que no fueron utilizados. Ese dinero simplemente no se gastó. Y lo peor, no sabemos dónde quedó”.
Entonces, detalló algunos rubros del subejercicio:
En el DIF estatal: 730 millones de pesos.
La secretaría de Infraestructura y Obras Públicas: mil 443 millones de pesos.
Espacios Educativos: 498 millones de pesos.
Secretaría de Salud: 230 millones.
La secretaría de Desarrollo Social: 179 (ciento setenta y nueve) millones de pesos.
Indira Rosales fue categórica y todos los ciudadanos de a pie esperamos programas concretos y específicos:
“Daremos la batalla en el Senado para regresar a los veracruzanos el dinero que les corresponde”.
La Senadora, digamos, ante la batalla social más importante de su historia política.
Necesitará, claro, y de seguro estará cabildeando, la fuerza del senador Julen Rementería del Puerto.
Pero de igual modo, de todos y cada uno de los senadores del PAN.
Y si es posible, del PRI y PRD.
Y el Movimiento Ciudadano.
Es decir, y dada la magnitud de la batalla, un frente opositor para dar seguimiento al subejercicio aplicado por el góber salsero, huapanguero, danzonero, machetero, elotero y chicharronero.
Más, mucho más, cuando el subejercicio ha sido aplicado desde el año 2019, el primero del sexenio en Veracruz, y nunca antes, la oposición en el Senado, ni tampoco en la Cámara de Diputados, se han ocupado.
De hecho y derecho los legisladores federales (y también locales) han dejado pasar casi cuatro años de impunidad con el subejercicio.
Y como el góber Cuitláhuac advierte y registra que ninguna oposición tiene enfrente, lo sigue haciendo como si fuera el hacendado y/o el capataz de la hacienda porfirista.

INDIGNACIÓN CRÓNICA

El estercolero es muy canijo. Inimaginable.
En Veracruz, y desde hace ratito, el único pendiente del subejercicio es el Observatorio de las Financias Públicas de la Universidad Veracruzana y que lo ha documentado paso a paso.
Y, bueno, quizá habría multiplicado la indignación crónica y el coraje social…, pero al mismo tiempo, vaya paradoja, de nada ha servido porque simplemente, el subejercicio continúa.
Insólito, por ejemplo, para Ripley, que en este año, el DIF estatal cayera en el subejercicio con 730 millones de pesos.
De por medio, y además de la miseria y la pobreza ancestral de indígenas y campesinos, los niños con cáncer, por ejemplo, cuyas medicinas son demasiadas caras.
Y ni se diga el subejercicio de 498 millones (solo este año) en Espacios Educativos, cuando, caray, hay 550 (quinientos cincuenta) mil o más personas de 14 años de edad en adelante sin saber leer ni escribir y que de acuerdo con el IVEA significa contratar a 17 (diecisiete) mil alfabetizadores.
Dijo Indira Rosales: “Es triste que sin razón el gobierno de la Cuarta Transformación (en Veracruz) decida no cubrir las necesidades básicas de los ciudadanos y prefieran llevarse el dinero a sus bolsillos o devolverla a la secretaría de Hacienda para que se usen para financiar campañas”.
“Daremos la pelea” juró y perjuró.
Ojalá. Y una pelea radical apretando tuercas al más alto decibel.
En la 4T gritonean que “no somos iguales”.
Claro. Son peores.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.