cargando

En twitter:

Expediente 2022
Viernes 13 mayo, 2022

Estados Feminicidas

El mes de marzo fue fatídico para dos presidenciables. Una, de MORENA, Claudia Sheinbaum. Y el otro del Movimiento Ciudadano, Samuel García. La primera, jefa de Gobierno en la metrópoli más grande del planeta. El segundo, gobernador de Nuevo León.
El reporte oficial es el siguiente: En marzo, Nuevo León quedó en segundo lugar nacional en feminicidios, compartiendo honores, por cierto, con el góber jarocho de la 4T. En cada caso, 21 feminicidios.

Luis Velázquez

La Ciudad de México, en cuarto lugar con más feminicidios. Quince en total.
El primer lugar fue ocupado por el góber priista del Estado de México. Y el quinto, por otro gobernador tricolor, Oaxaca.
Y, bueno, si así operan con tales resultados la jefa de Gobierno en la Ciudad de México y el góber precioso de Nuevo León, ambos presidenciables, ya imaginará el lector, la población electoral, los ciudadanos de a pie, la república amorosa que ofrecerán a partir del año 2024 si, primero, ganan la nominación interna de sus partidos, mejor dicho, el Dedazo Superior.
Y segundo, si ganan en las urnas.
El reporte es del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y ni modo de desmentirlo, negarlo, disminuirlo.
Faltaría, entonces, checar el comportamiento de Nuevo León y la Ciudad de México en meses anteriores para vislumbrar si los primeros lugares nacionales en feminicidios significa una constante.
O, por el contrario, se trata, digamos, de un hecho aislado, fortuito, accidental, como el caso de Veracruz que lleva tres años y casi un semestre proyectándose como una entidad federativa que sube y baja (del primero al quinto lugar nacional) en la ruleta rusa de la muerte femenina.

PESADILLA DE LA 4T

En tanto, el góber de Nuevo León sigue endulzando la vida con su antecesor, “El bronco” encarcelado, soñando con detener a más “Broncos”.
Y la jefa de Gobierno de la Ciudad de Mëxico quisiera borrar de un plumazo fatídico al secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casuabon, y al senador Ricardo Monreal Ávila, para esperar la nominación sin sobresaltos.
Incluso, quizá, quizá, quizá, hasta achicar al secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, destapado por los más de 270 (doscientos setenta) diputados federales ante AMLO para la candidatura presidencial.
En el otro lado de la moneda, el gran pendiente social. Entre otros, los feminicidios.
Más, cuando de cada diez personas en el país, seis son mujeres.
Y sin que Sheinbaum, Ebrard y Monreal y García y anexos y conexos sean “más juaristas que Benito Juárez” y más obradoristas que AMLO, y cuando vamos en el cuarto año del sexenio, el feminicidio está convertido en la peor pesadilla política y social de la 4T, la purificación moral y la honestidad valiente.
De entrada, el montón de padres de familia y hermanos, tíos y primos y abuelos de las mujeres asesinadas…
Y los amigos y los compadres y sus familias y los vecinos y los conocidos…
Y las ONG y los académicos votarán, votarían, en contra de ellos como candidatos presidenciales. Porque son incapaces de frenar el avasallante oleaje de feminicidios y crímenes.
Además, la insólita impunidad alrededor y en donde tanto los asesinos físicos como intelectuales siguen libres.
Podrán las plumas oficiales lanzar cacayacas a los políticos presidenciales de Nuevo León y la Ciudad de México.
Podrán los diputados federales y senadores “rasgarse las venas” por sus favoritos.
Pero el mejor aval de un funcionario público son los hechos concretos y específicos.
Y en los hechos está el genocidio de mujeres en la república amorosa.
Las están desapareciendo.

PEOR SEXENIO DE LA HISTORIA PARA LAS MUJERES

Hay muchos pendientes sociales para los presidenciables.
Uno, la errática política económica, recrudecida con la recesión, y de ñapa, la ola inflacionaria.
Empresas, negocios, comercios, fábricas, industrias y changarros con el telón abajo. Quebrados.
Y por añadidura, el espantoso y creciente desempleo.
Dos, la errática política de seguridad pública y de procuración de la justicia.
Los carteles y cartelitos, sicarios y pistoleros, malandros y malosos, encarnando un Poder Delincuencial ante el llamado Estado de Derecho.
Y los secuestros, desapariciones, fosas clandestinas y feminicidios.
Tres, la deficiente calidad educativa y de salud pública.
De todos, el más agudo, rudo y duro es la inseguridad en el diario vivir para la población femenina.
Las mujeres, en el peor sexenio de la historia.
De hecho y derecho, de por sí, está canijo vivir en la miseria y la pobreza.
En medio de premuras y urgencias para llegar a la quincena.
Con hijos creciendo y estudiando en donde se pueda, y lo peor, con una calidad educativa cuestionada.
Y todavía, vivir en la incertidumbre y la zozobra con el miedo y el temor a un secuestro, una desaparición, un ultraje, un asesinato, una fosa clandestina, simplemente, equivale a vivir atrapado en el peor rincón del infierno.
Nuevo León, con un presidenciable del Movimiento Ciudadano, en segundo lugar nacional de feminicidios.
La Ciudad de México, con otra presidenciable, en el cuarto lugar nacional con más feminicidios.
La república amorosa que espera a las mujeres…


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.