cargando

En twitter:

Expediente 2021
Jueves 25 noviembre, 2021

Acoso en la SEGOB

En verdad, sorprendió la diputada local, Anilú Ingram Vallines. Fue en la comparecencia del secretario General de Gobierno el lunes 21 de noviembre en la LXVI Legislatura sobre el III informe del góber invisible y cercado.
Entonces, y cuando nunca Éric Patrocinio Cisneros Burgos lo imaginó, menos el pastor legislativo Juan Javier Gómez Cazarín (factor sorpresa, claro) entregó lista documentada sobre el acoso sexual en la dependencia.

Luis Velázquez

Una tarjeta informativa con (presuntos) casos de acoso sexual.
Personal femenino laborando en la SEGOB jarocha.
Y, bueno, procede mantener en el anonimato a las víctimas. Pero así como el nombrecito del padrecito pederasta, Marcial Maciel, fue trascendido, y también el nombre del productor cinematográfico de Estados Unidos, Harvey Weinstein, fue boletinado, y hasta el gobernador de Nueva York destituido por el acoso sexual, entonces, los nombres de los funcionarios y/o empleados de la secretaría de Gobierno han de ventilarse.
Yo, dijo la tres veces diputada (dos locales y una federal) a Cisneros Burgos, creo en las víctimas.
Ella lo dijo como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, y en donde fue asignada por Gómez Cazarín, quizá en negociación en corto.
Y antes de que le entregara la documentación por escrito, la diputada le lanzó un jab derecho, derechito a las neuronas, el corazón y el hígado:
"¿Está usted enterado de denuncias de este tipo contra colaboradores suyos?
Y de ser así, ¿que medidas está tomando, tanto para frenar este tipo de acciones reprobables, como castigar a los responsables y, sobre todo, proteger a las víctimas?".
A la mitad del sexenio, resulta insólito, paradójico, que el titular de la Segob jarocho, destapado ya y por un alcalde panista, el de Cosamaloapan, como precandidato a gobernador de Veracruz en el año 2024, ningún conocimiento tenga de que en la dependencia a su cargo se está cometiendo "el delito de lesa humanidad" como es el acoso sexual.
Mal, si son burócratas.
Peor, si son jefes.
Terrible, si son funcionarios de alto nivel.
Desde entonces, han transcurrido 72 horas (las famosas 72 horas claves, indicativas y significativas en un delito) y se ignora si la legisladora ya tuvo respuesta concrea, específica y maciza sobre la denuncia interpuesta en el Congreso.
O de lo contrario, Cisneros Burgos se estaría arriesgando a que la legisladora interponga la denuncia en la Fiscalía General.
Y de paso, arme escándalo mediático.
Y se vaya, hasta el Congreso de la Unión..., mirada nacional que ya tiene.
La información documentada a "El dos del palacio" es chispeante, y actúa rápido, pronto y expedito, o enfrentará la furia femenina.
Y ha de cuidarse, pues como le advirtiera su señora madre a Fidel Herrera Beltrán cuando salió de Nopaltepec a conquistar el mundo político, "nunca te pelees con una mujer porque es pelearse con doscientos hombres al mismo tiempo".

LA DIPUTADA MOSTRÓ EL PUÑO...

La diputada es priista. En el Congreso local únicamente hay un trío de legisladores tricolores. Dos, mujeres. Y un hombre.
Y abanderar el acoso sexual, y más, tratándose de funcionarios públicos de la 4T, tiempo de la purificación moral, significa triunfo seguro.
Vientos favorables.
Más por lo siguiente:
De acuerdo con el Código Penal de Veracruz, basta y sobra con que un hombre se le quede mirando a una mujer, sin pronunciar una sola palabra, para ser acusado.
Ya no se diga, el acoso con hechos, digamos, audaces y temerarios.
Desde el acoso verbal hasta el aparente acto de buena fe de un regalito.
Una invitadita a desayunar, comer o cenar.
Una copita.
Una salidita a bailar.
Un fin de semana.
Un ascenso burocrático.
Un mejor salario.
Peor, la agresión física cuando el macho está desesperado y afiebrado, incontenible, volcán en erupción.
Peor, cuando se trata de la 4T.
La diputada inició el cabildeo y la exhibida en la pasarela legislativa y los días cuentan y mucho.
Malo, si Cisneros Burgos se hace tonto y deja pasar los días y semanas.
Malo, si arguye que son infundios, mentiras, calumnias, difamaciones.
Malo, si protege a los (presuntos) victimarios.
Y más, digamos, si son de su equipo y de su confianza y él mismo los designara.
Peor tantito, si caminan las semanas y los meses y la diputada calla y espera y apuesta a la esperanza.
Malo también si Ingram Vallines deja pasar los días restantes de noviembre y el mes de diciembre por aquello de la navidad, porque entonces, ella misma quedará exhibida, pues ni modo que su audacia sea para sacar provecho personal.

PALABRA DE DIPUTADA, PALABRA DE SEGOB

Esperemos programas.
La diputada fue categórica con Cisneros:
Espero, dijo al secretario de Gobierno, que "informe a la Comisión que presido cualquier avance en las investigaciones de los presuntos acosos que tiene documentado".
Más cuando "El dos del palacio" aseguró que en la 4T, la Cuarta Transformación, ajá, "hay cero tolerancia a la violencia contra las mujeres".
Sólo le faltó decir que en los gobiernos priistas y panista de Veracruz, además del acoso sexual a las mujeres, los funcionarios públicos las golpeaban como tanto él mismo alardeara en la comparecencia con el caso trillado de Rogelio Franco Castán, ex diputado federal, ex presidente del CDE del PRD (el partido aliado del PRI), y ex titular de la SEGOB en la yunicidad, privado de su libertad por romper la camiseta de 300 (trescientos) pesos a un policía de Tuxpan.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.