cargando

En twitter:

8 Columnas
Miércoles 25 marzo, 2020

La alerta por la pandemia mundial del COVID-19 ayer se convirtió en alarma


Por Reynaldo Escobar

La conferencia mañanera del Presidente AMLO, después de tantas críticas y cuestionamientos en las “benditas” redes sociales, sirvió para encender las alarmas en la población y tomar en serio lo...

que significa enfrentar a la Pandemia del Coronavirus, en las condiciones de pobreza y abandono en que vive la mayoría de los mexicanos.
Y es que desde que se detectó el COVID-19 en China en diciembre pasado, un equipo de científicos de ese país, alertó al mundo sobre la mecánica de la “infección viral”, su potente desarrollo y proliferación, que podría convertirse en una amenaza mortal para la humanidad, tal como le ocurrió a su descubridor el DR. LI WENLIANG, quien falleció el mes pasado en un hospital de WUHAN, donde atendía a pacientes afectados por el coronavirus.
Primero se acusó al Dr. WENLIANG, de “propalar rumores y hacer comentarios falsos”, y ahora que ha muerto, con él han fallecido miles de ciudadanos, de todas las edades y nacionalidades, sin que se pueda remediar el mal, ocasionado por la ignorancia y garrafal descuido, de los gobernantes de países del “primero y tercer mundo”, que no creyeron la advertencia del científico chino, quien en un ejercicio profesional heroico perdió la vida luchando por salvar a sus pacientes.
Qué espera a los mexicanos, si el Secretario de Salud Dr. Jorge Carlos Alcocer Varela, no ha sido capaz de diseñar, coordinar y ejecutar las políticas públicas en Salubridad General, cuya obligación le impone la Ley General de Salud. Menos aún la regulación de los procesos y técnicas de salubridad y asistencia a las que están obligadas las instituciones públicas y privadas como el IMSS y el ISSSTE, cuyas quejas por la falta de presupuesto público asignado, sólo han servido para incumplir los acuerdos del consejo de salubridad general, que por orden presidencial a penas se empiezan a cumplir.
Los reflectores en medios de comunicación con el respaldo de López Obrador, los ha tenido el doctor Hugo López Gatell, Subsecretario de prevención y promoción de la salud, quien al parecer es el único funcionario de esa área, que sabe de las causas y efectos del coronavirus y quien apostando su prestigio profesional, aconseja al presidente las acciones a seguir para contrarrestar la pandemia.
Por dignidad y vergüenza, el Secretario de Salud, debería renunciar al cargo que mal desempeña y recluirse en cuarentena. Y a los mexicanos, que Dios nos encuentre confesados.


Deja un comentario

Acerca del blog

Blog de noticias desde Veracruz.
Aquí, deseamos contar la historia de cada día.
Y cada día es un nuevo comienzo.
Y todos los días se empieza de cero...

Portal de noticias de Veracruz.